Castillo no salido en los medios en el presente mercado de fichajes cuando han aumentado las especulaciones en torno a que podría dejar a la escuadra felina en el próximo verano.

Se afirma que uno de los candidatos para Castillo sería el Benfica de Portugal, de donde en teoría saldría Raúl Jiménez, por lo que la probabilidad de que el chileno ocupara el lugar del mexicano no suena descabellada, aunque también suena fuerte la probabilidad de que fuera al futbol teutón.

Uno de los agentes de la empresa chilena de representación de futbolistas, la cual maneja al artillero de los auriazules, afirmó que la idea del jugador es mantenerse en la escuadra del Pedregal y que por el momento no piensa en otra cosa, aunque dejó ver que no estarían cerrados a negociarlo a otro club.

Parco en el tema, Arturo Jiménez señaló “no vamos a profundizar en nada hasta después de la Copa Confederaciones”.

Sostuvo que “Nico está feliz en Pumas y quiere respetar su contrato”, además de afirmar que a Castillo le restan tres torneos cortos con los felinos.

El jugador que llegara a los Pumas para el Clausura 2017, procedente del Brujas de Bélgica, tiene una cláusula de rescisión con los felinos de 7.5 millones de dólares, la cual no podría cambiarse de ningún modo al ser algo que se estipuló por contrato.